CÁMARAS > AGFA

Agfa

La historia de Agfa comenzó hace más de 140 años, con la unión de un negocio belga de material fotográfico y una empresa alemana dedicada a la fabricación de químicos.

En 1867, se funda una fábrica de tintes y químicos para fotografía en Rummelsbuger See, cerca de Berlín. En 1873, se registra la marca como "Aktien-Gesellschaft für Anilin-Fabrikation", AGFA. Uno de sus productos más famosos, el revelador Rodinal, se presentó en 1892 y se ha fabricado durante más de 115 años.

En 1890, Lieven Gevaert (que por aquel entonces contaba con 22 años) estableció su propio taller en Amberes (Bélgica), dedicado mayormente a la fabricación de papel cálcico para fotografía. Apenas cuatro años despues, el inversor Armand Seghers se fija en el jóven y, con un fondo inicial de 20.000 Francos belgas (unos 500 Euros), se crea la empresa "L. Gevaert & Cie." la cual, apenas un año tras la fundación, anuncia su expansión internacional con la compra de la empresa "Blue Star Papers", ubicada en París y que aportó la receta para un papel con base de gelatina.

Para 1904, el negocio había experimentado un gran crecimiento y nuevas infraestructuras se hicieron necesarias: la fábrica se movió de Amberes a Mortsel, en el lugar que sigue siendo ocupado por una fábrica de AGFA hoy en día. Se estableció un sistema de reparto de dividendos entre los empleados, una iniciativa bastante novedosa para la época. Ya en 1920 se cambió el nombre por "Gevaert Photo Producten N.V." y el capital con el que contaba era de 15 millones de Francos belgas (unos 375.000 Euros).

Desde 1916, y gracias en buena parte a los esfuerzos del Dr. Rudolf Fischer de Berlín, AGFA llevaba tiempo desarrollando la fotografía en color, y que seguiría investigando durante los años 20 para obtener los frutos en los años 30. Así, en 1936, Agfa presentó el "Agfacolor-Neu", cubierto ni más ni menos que por 278 patentes. Fue la primera película en color que no requería ni múltiples capas ni múltiples exposiciones, y con un proceso de revelado "universal" para propósitos generales.

Cuando en 1925 Agfa recibió de parte de Bayer la fábrica de Rietzschel en Münich, se limitó a incluir en los productos de Rietzschel el famoso rombo de la marca Agfa. Ese mismo año se inaugura la primera sede española en Barcelona. No sería hasta 1926 que Agfa pondría a la venta su primera cámara de fabricación propia, la Agfa Standard. 1927 sería un año de noticias: el nombre de Rietzschel desaparece de todos los productos, se presenta la familia Billy y se licencia la venta de los productos en el mercado estadounidense a la compañía Ansco. En 1930, comienza la fabricación de la primera cámara de cajón para fotografías de 6x9 en película de rollo. Gracias a una estrategia de compensación, puso a la venta la Box 44 por 4 Marcos (Reichsmark), recuperando las pérdidas ocasionadas por el bajo precio de esta linea con ventas de su película 120. Un dato curioso de esta cámara es que, para poder comprarla, debías tener cuatro monedas de 1 Marco Alemán que formaran la palabra "AGFA" (esas monedas llevan grabada una letra que indicaba el lugar donde fue acuñada).

Gevaert también se especializaba en películas para rayos X y en materiales como SCIENTIA, una familia de placas y películas dirigidas a investigadores y científicos, usadas para fines como astronomía y física nuclear. En 1959, la primera cámara de 35mm completamente automática fue presentada, la Agfa Optima, de la que se venderían un millón de unidades en tres años.

En 1964, Agfa pone a la venta el sistema "Rapid" como respuesta al 126 de Kodak. Ese mismo año Gevaert y Agfa AG (participada en un 100% por Bayer) realizan su gran fusión. Así, el 1 de Julio de ese año se establecen dos compañías operacionales distintas con participación al 50% por cada una: Gevaert-Agfa N.V. en Mortsel (Bélgica) y Agfa-Gevaert AG en Leverkusen (Alemania).

Los 80 despertaron con la explosión de una burbuja especulatoria con la plata. En consecuencia, el precio de la plata se disparó hasta aumentar siete veces su precio en tan sólo un año, lo que se tradujo en ciertos problemas económicos para Agfa-Gevaert. Se superaron con una inyección de fondos por parte de Bayer, que se hizo con el 100% en consecuencia. En los años siguientes, Agfa deja de fabricar cámaras (las cámaras con la marca Agfa impresa posteriores a 1983 son productos OEM) y se centra en el sector de la Salud con adquisiciones de diferentes empresas. En Noviembre de 2004, AGFA redireccionó todas sus actividades fotográficas a una nueva empresa de entidad independiente, AgfaPhoto, licenciada a la compañía alemana Plawa. Desde 2006, las divisiones de Gráficos y Salud se convierten en unidades operacionalmente distintas. También se crea una tercera unidad, Materiales, encargada de las actividades de fabricación de películas.



<< Volver