CÁMARAS > ENSIGN > ENSIGN SELFIX 8-20

Ensign Selfix 8-20

Había una época en la que la compañía Ensign de Walthamstow proclamaba ser "el mayor fabricante de cámaras del Imperio Británico". Lo que es indudable es que cuenta con una larga lista de antecedentes en forma de cámaras innovadoras y elegantes.

La Selfix fue una serie de cámaras de muy buena calidad, fabricadas tras la Segunda Guerra Mundial, y de las que se puede argumentar una cierta superioridad en acabado, y al menos una igualdad en rendimiento, con respecto a los equipos de gama similar fabricados en la Alemania de la época.

La marca "Selfix" ya se había usado antes de la Guerra para nombrar cámaras de película de rollo de la casa Ensign, e incluso alguno de estos modelos antiguos sería puesto a la venta de nuevo en 1945 (por ejemplo, el modelo 2-20). El primer diseño realmente nuevo salido de las mesas de Ensign despues de la Segunda Guerra Mundial se retrasaría hasta 1949, y se llamaría Ensign 8-20.

La Ensign 8-20 era descrita en una catálogo de la época como "probablemente la cámara más elegante, diseñada para superar cualquier competidor alemán tanto en rendimiento óptico como mecánico". El cuerpo de la cámara es metálico, de una sola pieza, y los recubrimientos de semipiel negra. Un zócalo para trípode se encuentra en el centro de la cubierta frontal.

El objetivo es el reconocido Ross Xpress 105/3.8 montado sobre un disparador Epsilon de 8 velocidades. El conector para el cable de disparador remoto es estándar, no así el conector sincronizado para el flash, cuyo formato era propietario de Ensign y las unidades fabricadas en la época son virtualmente imposibles de conseguir hoy en dia.

La cubierta superior tiene un acabado cromado, y en el centro de ésta se encuentra el visor de tipo Albada. La Selfix 8/20 es capaz de obtener 8 o 12 exposiciones sobre película de rollo de 120. Hay unas placas retráctiles, fijas a la parte de atrás de la cámara en los rodillos de desplazamiento, que permite elegir el formato en el que queremos disparar un rollo. Igualmente, el visor tiene marcas para ambos formatos. Un sistema inteligente, como muchas otras cosas salidas de ésta marca, pues el hecho de que la máscara esté fija hace que no pueda perderse, como ocurre en tantos otros modelos. En 1952, el precio en Reino Unido de esta cámara era de 29 libras y 4 chelines.

Hay algunas variaciones del modelo 8-20.

La 8-20 Special tiene la característica de contar con una cubierta superior distinta, diseñada para albergar un telémetro no acoplado y un visor óptico directo. Este último cuenta con una máscara deslizante para el encuadre de tomas en 6x6. También cuenta con un zócalo para flash encima del telémetro, y el disparador Epsilon que monta la 8/20 Special suele incorporar el conector coaxial de 3mm estándar para flash sincronizado. Esta cámara tenía un precio de 26 libras y 10 chelines en 1953.

La 8-20 AutoRange era la versión más alta de éste modelo, y se fabricó únicamente durante 3 años, entre 1955 y 1958. Contaba con telémetro acoplado, y el enfoque se hacía en el plano de película. Cuando se encuentran, el precio de éstas cámaras suele rondar los 1.000 o 1.500 Euros.

La versión más económica, por contra, era la Ensign Ranger, que compartía el mismo cuerpo que la Selfix 8/20 pero recibiría el objetivo de menos rendimiento, un Ensar 105/6.3, y un disparador con capacidades más limitadas, un Trikon de tres velocidades. En ésta versión, además, no existe la posibilidad de elegir el formato, pues no incluye las máscaras: los negativos obtenidos, por tanto, serán siempre de 6x9. En 1952, esta variante costaba 12 libras, 19 chelines y 6 peniques.



<< Volver