CÁMARAS > FRANKE & HEIDECKE > ROLLEIFLEX

Rolleiflex

Rolleiflex es el nombre de una larga familia de cámaras fabricadas por la empresa alemana Rollei. Rolleiflex hace referencia a las cámaras, de medio formato y gama alta, características TLR (Twin Lens Reflex). También se fabricó la versión "reducida" para aficionados, como fue la Rolleicord, más asequible y que también estaría disponible durante varias décadas.

Las Rolleiflex son notables por su tamaño compacto, reducido peso, ópticas fantásticas y construcciones simples y duraderas. Un sistema de espejo ingenioso permitía que el espacio necesario para el objetivo de enfoque (situado en la parte superior del frontal) fuera reducido, aprovechando también el espacio donde encajar el disparador y el objetivo de toma. Es uno de los detalles característicos de estas cámaras, que junto al hecho de montar siempre los cristales de mejor calidad, de origen Zeiss y Schneider-Kreuznach, aún diferenciaban más estas cámaras de sus competidores.

El sistema de avance automático, aunque bien diseñado es quizas uno de los puntos débiles, permite que la carga de película sea semiautomática y relativamente rápida. Además, la existencia de multitud de accesorios para la cámara ayudaron a su difusión. Desde adaptadores para usar película de 35mm hasta carcasas submarinas, pasando por lentes de aproximación o cabezales panorámicos, hacen de este sistema uno de los más completos en lo que a cámaras clásicas se refiere. Aún hay fotógrafos usando estas cámaras sobre todo con película de B/N, particularmente con los modelos 2.8F y 3.5F (el número de modelo se refiere a la apertura máxima del objetivo montado).

La primera Rolleiflex se presentó en 1929, tras tres años de desarrollo, y fue la primera cámara para película de medio formato, usando el poco popular tipo 117 (también conocido como B1).

Las fotografías que acompañan el artículo son de mi Rolleiflex 3.5E (o 3.5C según denominación en uso dentro de Alemania). Este modelo en concreto se vendió entre 1956 y Febrero de 1959, en dos configuraciones distintas

  • - Con objetivo Planar 3.5/75mm, se fabricaron un total de 26.000 unidades entre Octubre de 1956 y Febrero de 1959. Siempre incluye un fotómetro incorporado en la cámara.

  • - Con Xenotar 3.5/75mm, se fabricaron un total de 17.000 unidades entre Abril de 1957 y Febrero de 1959. Puede o no llevar el fotómetro incorporado (en los que no lo llevan, como el mio, una cubierta negra ocupa el lugar destinado al fotómetro)

En ambos casos, los accesorios son de tamaño B2, y el visor es Zeiss o Schneider Heidosmat 2.8/75mm, con Bayoneta 3. Cuentan con correción de paralaje, y el disparador es un Synchro-Compur MXV con velocidades de entre 1 segundo y 1/500 más B, temporizador y sincronización para flash.

Cuenta con unas dimensiones de 110x200x150 mm, y un peso de aproximadamente 1.125 gramos.



<< Volver