CÁMARAS > VOIGTLÄNDER > VOIGTLÄNDER VITESSA

Voigtländer Vitessa

La Vitessa es uno de los diseños más innovadores de una cámara de 35mm que salieron de las manos de los ingenieros de Voigtländer. Fabricada desde comienzo de los 50 y durante algo más de una década, las ideas y filosofía detrás de ésta cámara estarían llamadas a ser parte fundamental de la evolución de las cámaras de fuelle a un nivel más allá. Cada uno tendrá su opinión, pero es un hecho que fue el primero de los diseños que se hicieron un hueco entre las cámaras de avance manual destinadas a realizar rápidas secuencias de fotografías.

La Vitessa se fabricó en cuatro diferentes versiones, pero todas ellas comparten el mismo cuerpo y una de las cosas más llamativas de la cámara: el "combi-émbolo", el sistema de avance característico de esta cámara, que combina la doble función del avance de película (que por supuesto es automático) y el tensionado del disparador en un único movimiento.

Vitessa A:
Existen cinco versiones de éste modelo. La primera versión se fabricaba sin trasera extraíble (está unida al cuerpo por una correa) por lo que el plato de presión está conectado al cuerpo y no a la trasera, tiene zapata separable en la cubierta superior y carece de enganches para la correa, que forman parte de la bolsa de cuero. A partir de la segunda versión, la trasera es extraíble y el plato está conectado a ella, los filtros son de rosca, el disparador es Compur-Rapid sincronizado para flash. La compensación de paralax es manual en las A1 y A2, y es automática a partir de la A3. A partir de la A4 la zapata superior está fija y una conexión para sincronización de flash moderno se incorpora a la puerta.
Vitessa N:
Hay tres versiones diferentes de la Vitessa N. Todas con disparador Synchro-Compur LVS, con temporizador y escala EV de 3 a 18, toma sincronizada para flash en la puerta y compensación automática de paralax. Dispone de enganches para correa, zapata en cubierta superior fija y objetivos Ultron 50:2 o Color-Skopar 50:3.5
Vitessa L:
Hay cinco variantes distintas dentro de este modelo. Disparador Synchro-Compur LVS, temporizador y escala EV de 2 a 18. Toma sincronizada para flash en la puerta y compensación automática de paralax. Dispone de enganches para correa, zapata en cubierta superior fija e incorpora fotómetro (con lecturas ABCDEF ASA 6-200 en los primeros modelos, BCDEFG ASA 12-400 en los últimos)
Vitessa T:
No es realmente de fuelle, es de cuerpo rígido y objetivos intercambiables. Incluye fotómetro, y se fabricaron 42.123 unidades en tres versiones distintas.

A finales de los años 60, y tras la fusión con Zeiss-Ikon, estos últimos produjeron una serie de cámaras que heredaban el nombre de Vitessa (la serie 500), y en las que los restos de lo que una vez se conoció como Voigtländer sólo aportaba los cristales.

Color-Skopar es un clon Tessar (por lo tanto, 4 elementos en 3 grupos), mientras que el maravilloso y mejor corregido Ultron consiste de 6 elementos en 4 grupos. La apertura llega hasta f/16, y el enfoque helicoidal se hace moviendo el conjunto al completo, lo que permite un ajuste más fino y preciso que en los enfoques donde sólo se mueve el elemento frontal.

El visor es directo, combinado con el telémetro, que muestra el encuadre aproximadamente a 2/3 de su tamaño real. El telémetro siempre es acoplado, mediante una rueda situada en la trasera. Precisamente ese detalle es el origen de muchas ironías entre los orgullosos poseedores de una Vitessa, pues quien se inicia con ella o la ve por primera vez piensa que es la rueda para avanzar la película.

Es una cámara bastante compacta. Con un peso de alrededor de 600 gramos, mide aproximadamente 40x70x133mm (o 60x70x133mm una vez abierta).



<< Volver