CÁMARAS > ZEISS-IKON > ZEISS-IKON SUPER IKONTA A

Zeiss-Ikon Super Ikonta A

Super Ikonta hace referencia a cámaras de fuelle telemétricas fabricadas desde 1934, cuando dos modelos distintos se pusieron a la venta, uno para formato 6x4.5 y otro para 6x9. De acuerdo al sistema de numeración del catálogo de Zeiss Ikon, estos modelos serían los 530 y 530/2 respectivamente. En ocasiones se hace referencia a la primera como Super Ikonta A, y a la segunda Super Ikonta C. Poco despues de la introducción de éstos modelos en el mercado, se añadió un tercer modelo a la gama: el modelo 530/16 para 6x6 que también es llamado Super Ikonta B. También llegó a haber un modelo 530/15 para película de tipo 616, conocida como Super Ikonta D.

En 1937, Zeiss cambió la numeración de los modelos en sus catálogos para las Super Ikonta. De 530, pasarían a ser 531 en el caso de los modelos "A" y "C", y 532 en el caso del "B". El modelo "D" dejaría de fabricarse en 1936. Tanto en construcción como en características, los diferentes modelos son similares entre ellos, y hasta comienzos de los 50 el diseño evolucionaría bastante poco.

Como ya se ha dicho, la Super Ikonta A es una cámara de fuelle compacta y de la mejor calidad, que da 16 fotografías de 6x4.5 en película de 120. El cuerpo de la cámara es de metal, fundido en una sola pieza, con acabado negro y recubrimientos del mismo color en el caso de la 530, y cromados en el caso de la 531. La puerta frontal, con una pequeña patilla incorporada para servir de trípode auxiliar y que despliega objetivo y fuelle, se abre mediante un botón situado en la cubierta superior de la cámara, a la derecha del visor, que también es levantado por la actuación de éste botón. La Super Ikonta 531 cuenta también con un botón de disparo en la cubierta superior, mientras que en la 530 la actuación del disparador se hace mediante una palanca situada directamente alrededor del propio obturador.

Este modelo cuenta con un telémetro acoplado y que se integra con el cuerpo en la parte superior junto con el visor de albada. El telémetro es independiente del visor en el sentido de que integra también su propia ventana en el frontal, alineada con el mástil que ha de posicionarse para hacer la medición. Como resultado de los dos prismas, se produce una doble imagen que debe solaparse hasta formar una sola, mediante movimientos de la rueda situada en el frontal, en el bloque de objetivo y disparador, que mediante un par de engranajes sitúa el brazo del telémetro más o menos cerca para realizar la medición. Y estos engranajes están enlazados con el elemento frontal del objetivo, que se mueve para enfocar según vamos apreciando en el visor que las dos imagenes se solapan. La distancia se mide en metros (o pies para versiones inglesas) y están marcados en el frontal del objetivo, y también tienen un punto marcando las posiciones de la hiperfocal. Cuando la cámara se va a plegar para cerrarse, el mástil del telémetro debe plegarse sobre su eje inferior para quedar situado tras el objetivo, y de la misma forma al abrirlo hay que repetir el proceso contrario para desplegarlo y poder hacer la medición telemétrica.

El objetivo es un Tessar de 75mm y f/3.5 de apertura máxima, sin recubrimientos al ser justo anterior a la 2GM (por lo que he podido saber, el objetivo está datado en 1939), y la abertura mínima es f/22. El disparador es Compur-Rapid, con 9 velocidades entre 1 segundo y 1/500 además de B. El tensionado se realiza mediante una palanca situada en el cuerpo del disparador, y el disparo se hace al presionar un botón situado en la parte izquierda de la cubierta superior, junto a la llave de avance de película. El disparador está sincronizado, a 1/25 para flashes de bombilla antiguos.

La tapa trasera de la cámara, unida por bisagras en la parte izquierda, se abre 180 grados desplazando el cierre ubicado en la parte derecha del cuerpo, bajo la pequeña correa de mano. Ésta trasera tiene dos ventanas rojas, para poder posicionar la película en su posición adecuada. El funcionamiento de estas ventanas es igual que el de todas las cámaras de 6x4.5 de la época: cada una de las 8 marcas del papel que acompaña la película se usa dos veces, posicionando el número primero en la primera ventana y luego en la segunda, dividiendo cada fotograma "estándar" de 6x9 en dos disparos distintos. Una rosca para trípode está situada en la base de la cámara.

La cámara mide 120x92x45mm (cerrada) o 120x92x90mm (abierta) y tiene un peso de casi 600 gramos.



<< Volver