CÁMARAS > PENTACON

Pentacon

Si bien las raices de Pentacón se remontan a los comienzos del Siglo XX, fue en 1964 cuando recibiría ese nombre, tras la fusión de varias compañías diferentes, como Kamera-Werke, Altissa o Welta (esta última abandonó la unión en 1964, antes de la refundación), en una única corporación. El nombre deriva de "PENTA-Prisma" y "CONtax". Con esta unión, PENTACON se convirtió rápidamente en uno de los mayores empleadores de la región, y en 1980 empleaba 9.000 personas en diferentes departamentos. En su origen, Pentacon era el nombre empleado para la exportación de la Contax D, pues tras ciertos litigios en juzgados el uso de la palabra Contax para definir sus modelos le había sido prohibido a la compañía VEB Zeiss Ikon de la Alemania del Este.

La producción de VEB Pentacon se centró, mayormente, en las reflex de Praktica. Incluso antes de renombrar a Pentacon en 1964, muchos nuevos productos habían sido ya fabricados: (1959 Praktica IV), Praktina IIa (desde 1958), Orix / Penti (desde 1959), las pequeñas Praktica telemétricas y automáticas (a partir de 1960 ), SLR con disparador central Pentina (1961), o las máquinas para cine Pentaflex 8 (de 1960) o D21.

Algunos de los productos más reprensentativos de la historia de ésta compañía son: Praktica SLR V (1964), Praktica Nova con retorno de espejo (1964), Praktica Nova B con fotómetro no acoplado (1965), o la Praktica Mat, la primera cámara con TTL de la marca (1965). En 1965 comenzaría la producción de cámaras SLR.

1966 marcaría la presentación de una SLR de Formato Medio, la Praktica Pentacon Six, y 1967 el de la PL Nova I. Una versión mejorada, también con medición TTL, se presentaría un año despues, 1968, con el nombre de Praktica Electronic y velocidades de disparador de entre 30 y 1/500 segundos. El 2 de Enero de 1968 la compañía Ihagee pasaría a formar parte del conglomerado Pentacon, centralizando ventas, publicidad y el servicio al cliente.

Para 1970, Ihagee ya estaba totalmente integrado, y se presentó una cámara muy avanzada para la época, la Pentacon Super de 1968, puesta a la venta por un precio bastante alto, de entre 2200 y 3000 Marcos alemanes de la época. Ésta cámara era manual, de objetivos intercambiables, visor integrado, medición TTL de diafragma abierto, tiempos de exposición de entre 10 y 1/2000 segundos, conectores para motores de avance o un accesorio para montar 17 metros de película de casette. La Pentacon Super fue, en 1969, la primera cámara reflex en orbitar la Tierra a bordo de una nave Soyuz. Debido a los altos precios de producción y, por lo tanto, de venta, tan solo algo más de 4500 unidades fueron fabricadas, cesando la producción en 1972.

1969 marcaría también el comienzo del éxito de las series L de Praktica. Cámaras con obturador en plano focal fabricado en acero, un cuerpo completamente rediseñado, la primera SLR con sistema de prioridad de apertura electrónicamente controlado sería la Praktica LLC de 1969. Modelo que evolucionaría hasta la Praktica B200, cámara manual con opciones automáticas y un nuevo diseño de montura de bayoneta presentada en 1979. En 1984 se presentaría la BC1, con prioridad de apertura y opción también de control manual. La nueva serie BX con control de flash TTL se inició en 1987 con el modelo BX20.

Tras el final del bloque soviético, y justo antes de la reunificación alemana, Pentacon llegó a manos de la "Treuhand", una empresa estatal que había sido encargada de privatizar la mayor cantidad posible de empresas nacionalizadas de la Alemania del Este. Pero, en buena parte debido a la presión ejercida desde Alemania Occidental, la Treuhand sobre todo se dedicó a cerrar cierto número de empresas, siendo el cierre de Pentacon uno de los mayores golpes contra la economía de la parte oriental.

El 2 de Octubre de 1990, cuando la empresa aún contaba con 3331 empleados y un día antes de la Reunificación, comenzaría la liquidación de la empresa, que al día siguiente contaba solamente con 232 para terminar los trabajos pendientes. El último día de producción fue el 30 de Junio de 1991, tras más de 9 millones de cámaras fabricadas y vendidas con su marca.

El único inversor que ha estado interesado en rescatar Pentacon ha sido Heinrich Mandermann, el mismo que una vez salvaría de la quema al fabricante de lentes Schneider-Kreuznach y que también fue co-fundador de Beroflex, aunque esperaría a despues de la liquidación para conseguir partes de la compañía, incluidos algunos edificios relativamente modernos usados incluso con fines militares, a un mejor precio de manos de la Treuhand. Esta parte, hoy llamada Pentacon GmbH, aún está ubicada en Dresden, e incluye una oficina de reparación de cámaras antiguas de la marca. Aunque la producción ha sido llevada a Corea del Sur, la empresa emplea a 150 personas y comercializa productos bajo las marcas Praktica, Exakta y Schneider Dresden.



<< Volver